Rejuvenecimiento facial con láser no ablativo y CO2. Ventajas y precios

El rejuvenecimiento facial con láser aunque tiene un precio algo elevado, sus resultados son muy positivos contra las arrugas y signos de expresión.

Este tipo de tratamiento antiedad o antiaging es de los más efectivos, eliminando la flacidez del mentón y papada, ayudando a elevar los pómulos y estimulando la formación de nuevo colágeno. El láser para rejuvenecer la cara combate los signos de la edad, aumentando la luminosidad de la piel y luchando contra las manchas del rostro, lentigos y otras situaciones típicas que aparecen al cumplir años.

Rejuvenecimiento facial láser

Gracias a los avances tecnológicos en el campo médico-estético es posible rejuvenecer la piel de la cara 10 años. Aumentar la producción de colágeno y fortalecer las fibras que forman el tejido conectivo de la epidermis del rostro es posible con el rejuvenecimiento facial láser.

Rejuvenecimiento facial láser

Tener un aspecto más joven y saludable es agradable y te hace sentir mejor. Cuando las arrugas son profundas y las cremas antiarrugas no tienen efecto, aplicar una sesión de unos de los tipos de láser facial puede ser una buena alternativa.

Pero, ¿sabes que hay varios tipos de láseres faciales para eliminar arrugas y manchas en la piel?

Láser CO2 fraccionado

Es un tipo especial de los láser usado para tratar la piel. El láser CO2 fraccionado o Fototermólisis fraccional aumenta la temperatura de la epidermis y provoca que haya cambios, fomentando la regeneración de la piel, disminuyendo la profundidad de las arrugas y unificando el tono.

El láser CO2 concentra la energía en un punto, y esto provoca una minúscula lesión que es reparada con nuevas proteínas y fibras elásticas como el colágeno y elastina.

Al formarse nuevo colágeno la piel es más joven, y puedes notarla más suave y tersa.

Al mismo tiempo, al renovar la elastina, que es una fibra elástica, la flacidez facial se reduce.

Laser diodo para rejuvenecimiento facial

Otro de los métodos para hacer el rejuvenecimiento facial es usar el láser diodo, el mismo que muchas personas utilizan para depilarse. Sin embargo, para rejuvenecer la piel de la cara se configura de forma algo distinta, con una intensidad diferente.

El láser diodo para rejuvenecimiento facial es un tratamiento antiedad muy efectivo, y para conseguir mejores resultados se aplica junto con glucosaminoglicanos como el ácido hialurónico. De esta forma, además de eliminar las imperfecciones superficiales de la epidermis, se ayuda a su regeneración.

Su funcionamiento es muy parecido al láser fraccionado CO2. También calienta los tejidos de la piel y, al hacer esto, produce microlesiones y la contracción de la elastina, fibra encargada de la elasticidad y plasticidad del rostro.

Después de la sesión de rejuvenecimiento facial con láser, las células llamadas fibroblastos aumentan su actividad y, esto, es lo que buscamos para que la piel rejuvenezca varios años.

Láser de rejuvenecimiento facial no ablativo

Es un tratamiento de rejuvenecimiento facial que reduce los efectos secundarios de las terapis y tratamientos con láser para la piel.

El resurfacing láser o el láser YAG reduce el eritema, la formación de costras y la inflamación, algo que es totalmente positivo para que no tengas que perder días de trabajo y sientas menos molestias después de la sesión en la que se rejuvenece la piel de la cara.

Láser de rejuvenecimiento facial no ablativo

El láser de rejuvenecimiento facial no ablativo produce menos calor, y esto provoca que el daño térmico sea más pequeño. Algo que en la práctica hace que los efectos secundarios y contraindicaciones sean también menores.

Sin embargo, al producir menor exudación y eritema, también tiene un alcance de menor envergadura. El láser YAG o no ablativo es menos eficaz que el láser CO2 fraccionado. Para conseguir los mismos resultados en el tratamiento de rejuvenecimiento facial, es necesario reconfigurarlo. De esta forma, los resultados a largo plazo son muy parecidos. La primera sesión se usa como láser ablativo para eliminar la capa córnea de la piel y las imperfecciones y, posteriormente, se realiza otra sesión no ablativa. Si se utiliza de este modo la reducción de los efectos secundarios es notable, mostrando resultados casi idénticos.

Algunos centros usan aparatos que combinan ambos láseres, es decir, láser de CO2 y YAG.

Precios

En función del tipo de láser elegido vas a encontrar distintas tarifas o precios del rejuvenecimiento facial láser, pero para que te hagas una idea, a continuación, indicamos los precios por sesión:

  • Rejuvenecimiento facial con láser CO2: 325 € por sesión.
  • Rejuvenecimiento facial con láser Diodo: 360€ por sesión.
  • Láser no ablativo ND-YAG: 350 € por sesión.

Prácticamente cuestan lo mismo, así que usar uno u otro es prácticamente igual para tu bolsillo. Aplicar la fototermólisis fraccional o con diodo va a tener un coste muy parecido al final del tratamiento de rejuvenecimiento facial.

Efectos secundarios

  • Rojez.
  • Inflamación ligera las horas posteriores a la sesión.
  • Sensación de hormigueo o entumecimiento en la zona tratada.
  • Fotosensibilidad a la luz del sol.
  • Posible sensibilidad al maquillaje y cosméticos que siempre utilizas.
  • Oscurecimiento temporal de la piel.
  • Aparición de pequeñas costras.

En general, los efectos secundarios del rejuvenecimiento facial láser son temporales y pasajeros. Algunos de ellos solo suelen durar unas horas, como el enrojecimiento de la piel de la cara o las sensaciones extrañas, aunque también pueden prolongarse durante semanas. Todo depende del láser facial usado así como de la propia asimilación del tratamiento por parte de la persona.

Otros como la fotosensibilidad y la irritación al usar cosméticos o maquillaje pueden durar varios días, así que, después de la sesión láser conviene no usar cremas y perfumes, excepto las indicadas en el centro. Las cremas que se recomiendan son con ácido hialurónico y principios activos calmantes para reducir las molestias en caso de aparecer estas.

¿Qué resultados puedes esperar?

  • Piel más joven y sonrosada.
  • Tono uniforme.
  • Poros más pequeños.
  • Desaparición de arrugas y pequeñas cicatrices producidas por el acné, heridas, etc.
  • Mayor elasticidad cutánea, menos flacidez facial.

Proceso antes y después

Cuando llegas al centro de estética, pasarás a una sala en donde se realizará el tratamiento de rejuvenecimiento facial. Una vez allí, te limpiarán la piel para dejarla sin impurezas, maquillaje o restos de cremas, y una vez limpia, comenzará la sesión con el láser.

Esta consiste en un aparato especial que se va pasando por todo el rostro, emitiendo impulsos energéticos.

Después de la sesión de rejuvenecimiento facial notarás quemazón. Para aliviar las molestias se aplica una mascarilla calmante que deberás tener aproximadamente una hora. Al salir del centro tendrás la piel enrojecida, como si hubieras tomado mucho el sol en la playa el primer día del verano.

Al día siguiente del uso del láser facial, empezará la aparición de pequeñas costras que cubrirán toda la piel. Para que la cicatrización sea correcta y esta sea regenerada adecuadamente, deberás usar crema hidratante durante al menos 3 días. Después de 72 horas se irán cayendo y dejarán paso a la piel nueva, con un color más suave, rosa y juvenil. El proceso de rejuvenecimiento facial con láser es paulatino, así que, poco a poco, notarás como pareces más joven.

¿Es necesario reposo?

Se recomienda que al menos pases esos tres primeros días en casa en caso de utilizar un láser ablativo. Estos hacen que la piel esté muy sensible y pueda irritarse con facilidad, así que cualquier roce o contacto te molestará.

Otro de los motivos para guardar reposo o no ir al trabajo es para evitar que te sientas incómoda o molesto si eres hombre. Una vez pasados los primeros días, puedes retornar al trabajo, empezar a usar maquillaje o, en el caso de los hombres, continuar con el afeitado rutinario. Antes no se recomienda.

Si has contratado un tratamiento completo de rejuvenecimiento láser facial, la semana siguiente al tratamiento continuará, es decir, que se empezará con el ácido hialurónico, bótox o el relleno dérmico que hayas elegido.

Algo muy importante es que protejas la piel al menos tres meses. Tanto para el de CO2 como para el láser facial no ablativo. Debes usar protector con pantalla total siempre que salgas a la calle, tomes o no el sol. Hacerlo evitará que aparezcan manchas en la cara porque la piel es muy sensible al ser totalmente nueva.

Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin